Proyecto Barcelona Reformas

Proyecto Barcelona Reformas

Volvemos a encontrarnos con un piso de finca antigua, cuyos propietarios van a destinar a alquiler.

El piso es una planta baja de unos 60 m2 algo sombría, con un suelo oscuro de cerámica que hace que el espacio parezca más reducido.

El presupuesto es ajustado, así que hemos decidido, junto con el cliente que nos centraremos en cocina y cuarto de baño que son de los 80s y es prioritario reformarlos para conseguir revalorizar el piso.

Tanto en el baño como en la cocina se ha reformado todo excepto suelos. Paredes, mobiliario, grifería, sanitarios y carpintería de aluminio son nuevos, buscando con el blanco dar luz y amplitud al espacio, y crear un ambiente práctico y acogedor con un estilo actual.

Hemos estirado el presupuesto para cambiar la carpintería interior, colocando puertas lacadas en blanco.

Ahora, el distribuidor y la entrada, espacios de unos 3m2, se ven amplios y luminosos gracias al blanco que lo cubre puertas y paredes, y también, al refuerzo de halógenos que hemos instalado.

La puerta que lleva a la cocina la hemos sustituido por una corredera, ganando espacio y eliminando la molestia de la puerta de hoja que impedía acceder a la nevera que queda justo tras ella.

Una buena mano de pintura a toda la casa ha sido el remate final y el piso ya esta listo para alquilar.

Las reformas hacen que nuestro cliente pueda pedir 700 €/mes de alquiler, cuando hasta ahora solo le ofrecían 450 €/mes.

anaguare